Cementerio Civil

Inagurado en 1984 por el rey Alfonso XII, entrando por la avenida Daroca a pie por los muros que separan los vivos de los muertos enterrados en la Almudena, este cementerio aguarda en su interior católicos, Masones, protestantes, judíos, ateos, agnósticos…todos en paz y en común armonía.

Un 8 de septiembre, la joven Maravillas Leal, decidió acabar con su vida, al tratarse de un suicidio, no podía ser enterrada en campo santo como mandan los cánones católicos, tuvo que esperar a ser enterrada hasta que el rey lo inauguró al día siguiente. La historia dice que en época de República (1932) se quitaron los muros que lo separaba de la Almudena, para que luego el Franquismo lo volviera a separar …

Este cementerio lleno de tolerancia, signos, y obras de arte, es un rincón escondido del cual vale la pena perderse un par de horas y escuchar las historias que esconde.

 

Deja un comentario